Hernán y el trabajo ambulante

Hernán Javier Esperón vive en el barrio República de la Sexta. Es electricista de auto y también sabe hacer calefacción y refrigeración central. Pero no ejerce ninguno de estos oficios porque no tiene trabajo ni herramientas. Por eso sale a vender. Medias-repasadores-bóxers-sábanas-lo-que-consiga-a-precio. Compra la mercadería en los comercios mayoristas y vende en la calle. Elige vender en los barrios más alejados del centro. Le resulta más cómodo, más fácil. Sabe que es un trabajador más que necesita vender la mercadería para ganar plata. Elige no vender en el centro porque no quiere que le den vuelta la cara.

Cuando estuvo un tiempo sin trabajar entró en un pozo depresivo y, desde que empezó a trabajar nuevamente, está saliendo adelante, dice. Pero le gustaría trabajar de lo que estudió. Quisiera tener un trabajo que le ofrezca la certeza de cobrar todos los meses. Siendo vendedor ambulante hay semanas en las que vende y otras que no. Dice que si no fuera por su familia no tendría comida, que no depende de sí mismo, que no le alcanza, que empezó con este trabajo para tener un ingreso y salir del fondo.

Al mediodía Hernán lleva a su hija al jardín y se va a vender hasta la noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s