Antonia quiere morir de pie como los árboles

 

Antonia Acosta tiene ochenta y ocho años y es jubilada del servicio doméstico. Vive en barrio Acindar, en una casa fonavi. Dice que el trabajo es la forma de poder vivir dignamente y que si no hay trabajo es imposible; que la libertad depende de poder decir, de poder expresarse, y que muchas veces eso no se puede hacer. Cuando habla de los derechos, dice que “tendríamos que tenerlos todos” pero que “la gente que nos gobierna no nos permite”.

Antonia recibía los medicamentos gratis. Pero hubo un Cambio: hoy ya no los recibe. Dice que hay mucha gente que está viviendo muy mal y que ahí hay que estar, con la gente que está marginada. Y que por eso la organización es lo más importante, lo principal, “la manera en que podemos vivir mejor”. Porque si no estamos organizados “es todo un desastre”. También dice que la reforma laboral debería estar a favor del trabajador con todos sus derechos.
“Yo no tendría que estar haciendo esto, tendría que estar cómoda en mi casa. Pero no. Tengo mucha impotencia de ver la injusticia que hay. Por eso salgo. Quiero morir de pie como los árboles”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s